En este momento en el que la mayoría de las compañías se están planteando iniciar un proceso de automatización empresarial una prueba de concepto (POC) puede ser el catalizador perfecto para dar el primer paso.

Una POC permite que un equipo implemente una solución de automatización que trabaja con sistemas, aplicaciones, datos y procesos existentes en su entorno objetivo. Este proceso permite visualizar si una solución funcionará o no en los confines del entorno personalizado del negocio. Además de brindar la oportunidad de validar el software o la plataforma seleccionada y el compromiso de los recursos involucrados para garantizar el éxito de un programa más amplio.

Principales beneficios

Una de las principales características que definen a las pruebas de concepto es la facilidad y rapidez con la que se puede implementar, gracias a que requiere una tecnología mínima.

Fuente: Vector, con datos propios
Fuente: Vector, con datos propios

Para tener éxito, una POC debe tratarse como un proyecto con un objetivo claro, una fecha de inicio y finalización definida y una asignación fija de recursos humanos y tecnológicos. A pesar de que las POC están destinados a ser rápidos, se requiere una administración de proyectos sólida y una cadencia disciplinada de actividades.

Fuente: Vector, con datos propios
Fuente: Vector, con datos propios

El sector de la salud es uno de los más beneficiados por la pruebas de concepto, por ejemplo, la compañía estadounidense Sansoro, ofrece este servicio a sus clientes, agilizando el ciclo de ventas, aumentando la innovación y disminuyendo el coste de tiempo y recursos de TI.

Su prueba de concepto es una interfaz alojada en la nube que permite a los desarrolladores de TI de salud llevar sus innovaciones al mercado más rápidamente. En comparación con los entornos de prueba competitivos que normalmente incluyen un único servidor con datos de prueba, su POC se conecta a entornos a través de múltiples EHR, lo que permite a los desarrolladores de TI de salud probar manualmente los flujos de trabajo en un entorno real.

Pruebas de concepto en el mundo IoT

El área de la salud es importante, sin embargo, una vez más la tecnología IoT acapara la atención, Pero a pesar de todos los beneficios que ofrecen las POC, las últimas investigaciones han dejado en evidencia que el 60% de las iniciativas de IoT se estancan en la etapa de prueba de concepto, y que solo el 26% de las empresas consideran que su iniciativa de IoT es un completo éxito.

Para algunos profesionales de la industria, estas estadísticas son preocupantes. Una PoC es una etapa crucial para cada iniciativa de IoT, ya que proporciona una plataforma que permite que las empresas planifiquen minuciosamente el diseño y los detalles de la implementación, antes de un despliegue completo en toda la organización.

En particular, para las iniciativas de ciudades inteligentes que incorporan una serie de partes interesadas, incluidas las autoridades gubernamentales, los proveedores de servicios públicos y los propios ciudadanos, es imperativo que se incorpore una fase piloto en un proyecto de IoT, que garantice un despliegue lo más fluido posible.

Y con el 65% de la población mundial proyectada para vivir en ciudades inteligentes para el año 2040, una PoC será vital para probar cómo las ciudades pueden usar la tecnología IoT para aprovechar múltiples beneficios medibles.

Dentro del mundo de la aceleración de todos los aspectos técnicos, el enfoque de Hong Kong para las ciudades inteligentes es constante y pragmático. La culminación de varios años de inversión resultó en el lanzamiento en diciembre de 2017, por parte del Gobierno de Hong Kong, del Smart City Blueprint for Hong Kong, que define lo que debería ser una ciudad inteligente, y traza planes de desarrollo hasta 2022.

Una parte clave para lograr muchos elementos presentados en este plan es el éxito del distrito piloto inteligente de Kowloon East. En la actualidad, se están llevando a cabo ocho pruebas de concepto en todo el recinto de KE. Los ensayos se seleccionaron siguiendo un proceso de participación pública para comprender las necesidades y expectativas de la comunidad.

Fuente: Vector
Fuente: Vector

Otro ejemplo claro de como las pruebas de concepto pueden ayudar a la transformación de las ciudades en inteligentes, es la llevada a cabo por Tata Consultancy Services y Gfi Informatique en la ciudad francesa de Belfort.

La prueba de concepto proporcionó a Belfort datos en tiempo real para tomar decisiones que pueden mejorar el servicio urbano de autobuses, compuesto por cinco rutas. Como resultado, la ciudad está en camino de ahorrar hasta 250.000 euros al año.

Además, también se aprovechó los sensores existentes en la red de autobuses de Belfort, como los dispositivos GPS, para medir la velocidad en diferentes secciones de ruta entre cada parada de forma diaria, semanal y mensual. Pudieron identificar qué puntos de congestión, lo que dio a los funcionarios de la ciudad la capacidad de realizar cambios basados en evidencia por primera vez.

Recientemente en el MWC Barcelona, se presentó uno de los proyectos más innovadores del año pasado, la prueba de concepto de Smart City, un proyecto de colaboración entre Juniper Networks y CENGN. El cual muestra una completa infraestructura de red inteligente de extremo a extremo con una red de múltiples inquilinos controlada por ODL convergente, capaz de administrar numerosos proveedores de servicios que son operados dinámicamente por un solo administrador, «infraestructura como servicio».

En rasgos generales cualquier estructura de proyecto de IoT requerirá un elemento de flexibilidad, ya que habrá cambios necesarios para optimizar la implementación de la tecnología y los procesos asociados. Esta es otra razón por la que una PoC es esencial, para que los resultados del proyecto, así como cualquier problema en el camino, se puedan ajustar lo más posible, antes de un despliegue completo, y la perseverancia es clave para un despliegue exitoso.

Las iniciativas de ciudades inteligentes requerirán una cantidad significativa de recursos, tanto financieros como de personas, y esto podría fomentar cierta resistencia al cambio. Sin embargo, con un ecosistema de socios y colaboración en todos los niveles desde el inicio, los principios clave están en su lugar para proporcionar las bases para una implementación exitosa y escalable de IoT.

¿Hay alternativas al POC?

Independientemente de todos los beneficios que pueden aportar las pruebas de concepto, los profesionales de todos los sectores siempre buscan nuevas opciones que les proporcionen mejores resultados, por ello, en los últimos tiempo se están preguntando si existen alternativas viables a la POC.

Probablemente la realidad virtual y aumentada puede ser un sustituto ya que es capaz de proporcionar otra forma de probar las posibilidades, en particular a través de la simulación de la experiencia.

Pero es más un complemento que una alternativa a la POC. Sin embargo, todas estas soluciones no deben hacernos perder de vista un principio esencial de la realidad: la importancia del cálculo y de los datos en cada proceso de innovación solo lo ofrecen las pruebas de concepto.

Una muestra de cómo la realidad virtual complementa a las pruebas de concepto, es el proyecto presentado por WebXR, un sensor conectado a Internet que lleva datos del mundo real al mundo virtual.

Conclusiones

Existen un gran riesgo asociado a cada nuevo negocio, por eso es importante probar una idea de negocio antes de ampliar el negocio. Simplemente demostrar que una idea de negocio funciona y es comercialmente viable es un gran inicio.

El POC implica una investigación y revisión exhaustivas, y se presenta como un paquete único a las partes interesadas. Incluye el examen del modelo de ingresos, en el que las empresas muestran los ingresos proyectados de productos y servicios, e indican el costo de desarrollo, las proyecciones financieras a largo plazo y cuánto cuesta mantener y comercializar el servicio. Es una excelente manera para que una empresa se evalúe a sí misma internamente y en las adquisiciones y proyectos propuestos.

Todos estos beneficios son aun más tangibles en áreas concretas como la salud o el internet de las cosas, por ejemplo, en la construcción de Smart cities la previsualización previa puede ahorrar grandes cantidades de dinero a la vez que solucionar problemas que puedan existir en un futuro.