Actualmente las compañías que desarrollan productos y servicios destinados a la atención médica son compañías de datos y, por lo tanto, pueden ser consideradas como compañías tecnológicas. Del mismo modo, cada empresa de tecnología que tiene acceso a información relacionada con la salud, generada por el consumidor, es a su vez, una organización de atención médica.

La ubicuidad de las herramientas móviles y de los intercambios entre pares está transformando a los consumidores en “súper consumidores”. Y, a medida que estos “súper consumidores” encuentran experiencias atractivas en otras áreas de sus vidas, exigen interacciones similares en el ecosistema de la salud. Lo que hace que los consumidores, pasen a convertirse en el centro de este paradigma de mercado.

Las compañías de ciencias de la salud ya han comenzado a responder a este nuevo entorno impulsado por la demanda, dirigiéndose hacia modelos de negocio basados en resultados. Por ello, ahora deben considerar cómo participar en las plataformas emergentes de atención médica que recopilan, combinan y comparten sin problemas una variedad de datos de salud en tiempo real.

Para tener éxito, deben formar asociaciones ágiles y colaboraciones con una gran variedad de partes interesadas, incluidos inversores, proveedores, políticos, empresas de tecnología y minoristas digitales. El conjunto de todas estas partes, forman un modelo de negocio basados en plataformas y en datos que se conoce como Life Sciences 4.0.

¿Porqué las plataformas son esenciales?

A medida que las nuevas tecnologías permiten a las personas ver y compartir sus datos de salud, también provoca que los usuarios exijan una mayor participación en su trayectoria médica, así como nuevos productos y servicios.

Y es en ese momento, cuando los operadores de tecnología y salud digital se han empezado a mover para satisfacer las demandas de los consumidores. El auge de soluciones específicas para cada enfermedad se está agregando lentamente a los sistemas integrados que crean ofertas atractivas y de alto contacto. En este mundo en constante evolución, las compañías de ciencias de la salud deben considerar cómo adaptarán sus modelos de negocios actuales para crear valor en el futuro.

Para tener éxito en este nuevo entorno, las compañías del sector de la salud necesitan nuevas formas de acceder de manera segura y rápida a diferentes fuentes de datos para combinarlas y conectarlas a sus propios datos clínicos y científicos. Las plataformas, interfaces que promueven el intercambio de información entre las partes interesadas nuevas y existentes, son una forma de hacerlo.

En salud, las capacidades de la plataforma están emergiendo en dos niveles diferentes. Respecto a los consumidores, las compañías que desarrollan diferentes aplicaciones, productos o herramientas unirán sus fuerzas para crear plataformas de atención al usuario que aborden necesidades de salud específicas.  Y por encima de estas plataformas individuales de atención, tecnología global, inteligencia artificial y análisis de datos, las empresas combinarán sus habilidades para convertirse en “supra-platforms aggregation”, lo que ayudará a ampliar la información obtenida en la plataforma de atención a través de múltiples áreas terapéuticas.

¿Cómo ayudan estas plataformas?

Las nuevas empresas de salud digital y los líderes del sector tecnológico están utilizando su experiencia en ingeniería y en el análisis de datos para crear nuevos productos y servicios que satisfagan las demandas de los consumidores y médicos.

Según un análisis de EY de las patentes de salud de EE.UU. presentadas por los principales participantes del mercado tecnológico, muestra como los gigantes de la tecnología están invirtiendo en el sector del cuidado de la salud.

Sanofi y Alphabet se unieron para crear la joint venture Onduo, una clínica virtual orientada a la diabetes. Microsoft ha trabajado junto al laboratorio Novartis, para desarrollar dispositivos que se utilicen para combatir enfermedades crónicas.

En el caso de Amazon, se ha aliado con Berkshire Hathaway y con el banco JP Morgan Chase para crear una compañía y una plataforma médica, ayudada por la tecnología, que abarate la costosa atención médica en Estados Unidos.

Apple, por su parte, ha dedicado gran parte de sus esfuerzos a que el iPhone se convierta en un verdadero registro de la salud de los usuarios. Otro ejemplo es el de HP, que trabaja con el gigante Johnson & Johnson en tecnología de impresión 3D aplicada a la salud. Por otro lado, Pfizer se ayuda del supercomputador Watson de IBM para la investigación en inmunoncología. Incluso el gigante chino Alibaba ha firmado una alianza con GSK para ofrecer ayuda médica online sobre la vacuna frente al papiloma humano.

Las compañías especializadas en las ciencias de la salud han respondido a esta posible interrupción con sus propios programas exploratorios, utilizando la inteligencia artificial (IA) y otras herramientas digitales para mejorar u optimizar el reclutamiento de ensayos clínicos, el descubrimiento de medicamentos y las interacciones con los pagadores y los médicos.

Estos esfuerzos son importantes. Porque incluso los avances clínicos más importantes enfrentan la posibilidad de disminuir los rendimientos, ya que los inversores, conscientes de los costes, requieren evidencias del valor real. Sin embargo, a medida que las compañías de ciencias de la salud amplían sus esfuerzos digitales, las inversiones se vuelven independientes unas de otras. Como resultado, las empresas corren el riesgo de recibir una inversión insuficiente en las tecnologías que transformarán sus modelos de negocios y generarán importantes retornos futuros de primera línea.

No es difícil imaginar la ganancia que las empresas podrían obtener al construir o participar en plataformas que logran escalar en un área de enfermedad determinada. Algunas compañías de ciencias de la salud pueden elegir desarrollar y poseer sus propias plataformas, mientras que otras encontrarán formas de usar plataformas digitales creadas por otras compañías.

¿Cómo pueden participar las empresas en las plataformas?

En este momento, ya han surgido plataformas de atención centradas en el bienestar, vinculadas al desarrollo de soluciones de acondicionamiento físico y nutrición, y se está empezando a ver la aparición de plataformas para controlar enfermedades crónicas como la diabetes y el asma.

Fuera de estas indicaciones, ha habido una proliferación de tecnologías interesantes, pero confusas, que no se integran perfectamente entre sí. Cuando las plataformas comiencen a alcanzar la escala necesaria para transformar la distribución de la salud, se podrá ver un cambio significativo en la generación de valor.

Inicialmente, se crearán plataformas de atención múltiple para la misma área de la enfermedad o para fines similares. Con el tiempo, las plataformas líderes en categorías de enfermedades específicas surgirán a medida que los usuarios gravitan hacia plataformas que proporcionan mayor valor. A medida que las organizaciones desarrollan capacidades de análisis de datos, los “supra-platforms aggregation” conectarán los datos generados a partir de plataformas específicas de la enfermedad para ayudar a las personas y a los sistemas de salud a alcanzar objetivos más amplios.

Las colaboraciones deben abarcar entidades públicas y privadas e incluir organizaciones de salud, productos de consumo, tecnología y ciencias de la salud.

¿Cómo acelerarán el cuidado de la salud?

Las plataformas de atención al paciente no se convertirán en una realidad a menos que las compañías de ciencias de la salud también se asocien con inversores, proveedores y consumidores para crear una visión compartida que esté vinculada a los resultados que se esperan.

A medida que las plataformas de atención se convierten en una parte más importante del valor que se quiere conseguir en un futuro, las compañías del cuidado de la salud pueden profundizar las relaciones existentes utilizando los datos obtenidos.

Pueden ayudar a las partes interesadas a lograr objetivos de atención de los consumidores que incluyen: aumentar la calidad de la prestación de atención, reducir el coste total de la atención y, lo que es más importante, mejorar los resultados generales de salud a largo plazo.

Modelos futuros

Las plataformas pueden ayudar a acelerar modelos de pago alternativos que comparten el riesgo con inversores, médicos y consumidores. Para ello, las compañías de ciencias de la salud deben conocer tres modelos diferentes:

  • Basado en suscripción: los modelos de suscripción permiten a los consumidores pagar una cantidad fija, lo que hace que el servicio sea más asequible. Para los médicos, los modelos de suscripción les permiten pasar más tiempo con personas con necesidades médicas más complicadas. Mientras tanto, las compañías de ciencias de la salud tienen nuevas oportunidades para desarrollar servicios que mejoran la adherencia a los medicamentos o realizan cambios de comportamiento duraderos.
  • Basados en la población: los modelos basados en la población pagan a un médico o grupo de médicos una cantidad fija por cada persona inscrita asignada a ellos durante un período definido. La idea es crear incentivos que estandaricen los protocolos de tratamiento para brindar la atención más rentable al mayor número de personas. La mayoría de los productos biofarmacéuticos o de tecnología médica no están incluidos en los modelos de pago basados en la población debido a las complejidades asociadas con la definición de los productos y servicios que deben incluirse, pero los ejemplos en diabetes y enfermedad renal en etapa terminal merecen atenció
  • Pay-as-you-live: una tendencia reciente en el mercado de seguros es el aumento de los modelos de Pay-as-you-live (PAYL) que recompensan a los clientes por adoptar comportamientos saludables. A cambio de proporcionar datos a la aseguradora a través de dispositivos portátiles o teléfonos móviles, se alienta a los consumidores con primas más bajas y soluciones personalizadas para realizar cambios a largo plazo que reduzcan el riesgo de enfermedades crónicas. Si bien la mayoría de los modelos PAYL actuales están vinculados al bienestar, podrían adaptarse al tratamiento de enfermedades e involucrar no solo a las aseguradoras, sino también a las compañías de ciencias de la salud.

Cómo acercarse al Life Sciences 4.0

En todas las industrias, la convergencia ha acelerado la tasa de rotación de las empresas que forman parte de la lista Fortune 500. Según los pronósticos de EY, entre el 47% y el 81% de las compañías en Fortune 500 podrían ser nuevas para 2023. Las implicaciones para las 18 compañías de ciencias del cuidado de la salud que figuran en Fortune 500 son significativas: solo cuatro podrían estar disponibles para 2023.

Aunque muchos profesionales de la salud cuestionan el retorno de la inversión asociada con las plataformas médicas, estas interfaces son una forma de aprovechar la interrupción en una era transformadora. Debido a su conocimiento científico y clínico, las compañías de ciencias de la salud pueden desempeñar un papel importante en la configuración de las plataformas de atención al usuario en interfaces sólidas basadas en la evidencia, que mejoran exponencialmente los resultados de salud.

A medida que las empresas responden a las demandas de los clientes, su participación en el valor total del mercado cambiará de maneras que dependerán de los modelos de negocios que hayan elegido: innovación avanzada, productos eficientes, estilo de vida, etc.

Para tener éxito, las empresas deben invertir de manera consciente tanto en capacidades como en propiedad intelectual, para que se alineen con sus modelos de negocios. Si las empresas deciden cambiar los modelos de negocios, también deben comprender la inversión en tiempo, dinero y talento necesarios.

El futuro del negocio

La convergencia creará nuevos modelos de negocios y nuevas oportunidades para que las compañías de ciencias de la salud puedan capturar el valor. De hecho, los modelos tradicionales pueden cambiar, fusionarse o desaparecer completamente como resultado de las crecientes expectativas de los clientes y de los cambios tecnológicos.

En el futuro, las compañías del sector de la salud podrán utilizar mejor los datos obtenidos para comprender el panorama cambiante del mercado y predecir cómo las necesidades cambiantes de los usuarios afectan directamente el valor futuro que pueden crear.

Las compañías del sector tienen una oportunidad limitada de aceptar y participar en el desarrollo de plataformas de atención al usuario. Al hacerlo, las empresas no solo obtienen acceso directo a los clientes, sino que también crean confianza al trabajar junto con los inversores y los médicos para mejorar la experiencia de atención médica y consolidar su lugar como contribuyentes confiables para el ecosistema de salud en general.